Huelga todo comentario

25 septiembre, 2010

Convocatoria de huelga de CCOO y UGT

El próximo día Miércoles, 29 de Septiembre, si razones de fuerza mayor no lo impiden, el PE acudirá a su centro de trabajo puntualmente y cumplirá su horario regular e irregular con el rigor de una contractura cervical. Esto es; el PE no secundará la convocatoria de huelga de CCOO y UGT. ¿Por qué? Como dijo el clásico, si tengo que explicárselo, es que no lo van a entender.

Anuncios

El ROC de la cárcel (III)–Josema y Millán revisited

13 julio, 2010

De La Chica Strikes Back!

Diablos, y creíamos que no tenían sentido del humor… ¿qué mejor día para la publicación del infame ROC que hoy, Martes y 13? En fin,  cuando la Junta quiere asustarnos, lo logra; y eso que, normalmente, para lo que están más dotados es… ¿cómo diría yo?… ¿cómo expresarlo elegantemente?

Estoy sintiendo tu perfume embriagador…

Díganme la verdad… ¿no se lo olían? Puaj


Predicar con el ejemplo (II)

30 mayo, 2010

 

El Profesor Estupefacto (PE) se encontraba, durante la Feria de su localidad, en la caseta de la Diputación Provincial (La Diputación Provincial está en manos psocialistas desde tiempo inmemorial). La única mesa libre estaba justo detrás de la mesa de los altos cargos. Los acompañantes del PE departían animadamente cuando un amable señor se acercó, desde la mesa presidencial, con un par de fuentes de unos langostinos de tamaño prehistórico y el aspecto más apetecible que imaginarse pueda. “¿Gustan?”,  dijo el trajeado caballero. “Pero, esto, ¿a qué viene?”; el amable señor dijo: “Es que acaban de llegar los fotógrafos de la prensa y, claro, los langostinos no quedan muy presentables en las fotos”. Los que probaron los langostinos dijeron que jamás habían tomado nada tan exquisito. El PE no quiso probar bocado.

Recuerden esta anécdota, absolutamente verídica, cuando les rebajen el sueldo a ustedes y oigan a los padres de la patria rasgarse las vestiduras mientras se aplican a sí mismos recortes cosméticos.


Predicar con el ejemplo (I)

16 mayo, 2010

 

Qué tranquilidad espiritual, qué momento zen se disfruta al oir a Pepiño Blanco asegurar que, en estos momentos difíciles, los que más han de pagar son los que más tienen. Sufre uno un pequeño desconcierto cuando ve que, en el mismo golpe de voz, Pepiño suelta lo del recorte de, como mínimo, un 5% en los sueldos de los funcionarios. ¿Somos acaso los que más tenemos? Quizá sea un error… pero entonces lee uno cómo los padres de la patria han decidido predicar con el ejemplo y bajarse el suelo un 15%… ¡el triple!… ah, claro, ¡ellos sí que van a sufrir un recorte! Si ellos, pobrecitos, hacen tamaño sacrificio, ¿no debemos nosotros, los que más tenemos, contribuir por igual?  Les ruego lean el siguiente recorte de prensa:

… y, si son tan amables, lean el siguiente; sobre todo, en el gráfico de la derecha, el número total de cargos políticos y de confianza: cerca de 430.000.

[ambos recortes son de la edición de Andalucía de El Mundo del pasado Viernes]

…y, ahora les ruego respondan a las siguientes preguntas:

¿Tiene usted un sueldo bruto de más de 3.000 euros, con complementos que pueden llegar a cuadruplicarlo o más?

Usted, que ha sido destinado al quinto pino porque la Junta de Andalucía tiene las capitales copadas por comisiones de servicio discrecionales, ¿recibe 1.823 euros en concepto de gastos de alojamiento y manutención?

Usted, que hace a diario decenas o centenares de kilómetros en su propio vehículo o en otro medio de transporte, ¿le sale gratis viajar en avión, barco, tren, autobús? ¿le dan 250 euros al mes para taxis?

A usted, por trabajar en el mismo municipio en el que reside, ¿le pagan 870 euros?

¿Es usted quien decide cuándo se sube el sueldo, cuánto se lo sube, o, si se lo baja, a cuál de las muchas partidas de mayor o menor cuantía le aplica la rebaja?

¿Tiene usted un trabajo, como don Pepiño, en el que gana miles de euros y decide sobre millones de presupuesto, sin saber hacer la o con un canuto?

 ¿Tiene usted un trabajo en el que, salvo excepciones, es un mero comparsa anónimo que hace lo que le dicen, vota lo que le dicen, asiste usted cuando quiere y se dedica a ir, en cambio, a inauguraciones, actos públicos, almuerzos, cenas, fiestas…?

¿Le salen gratis las entradas de cine, las entradas de los toros, va usted gratis a conciertos…?

¿Le regalan a usted trajes hechos a medida?

¿Le regalan a usted caballos?

¿Ha dejado usted que España se meta hasta las trancas en la crisis, ha dilapidado el dinero público en ayudas y subvenciones que no generan empleo, ha callado por cobardía y por falta de dignidad mientras sus jefes, a los que debe usted su escaño, mentían como bellacos?

 ¿Piensa usted quedarse quieto y callado mientras que los responsables de gobernar nuestro país viven como dioses, no les ajustan las cuentas a los auténticos culpables de la crisis y en cambio, nos las ajustan a usted y a mí sencillamente porque nos creen indefensos?

Mire usted el último gráfico y fíjese en cuántos somos funcionarios de la docencia… casi 650.000, ¡la mayoría en la administración! ¿sabe usted cuánto podríamos hacer si actuáramos juntos?

Si ha respondido no a todas las preguntas salvo a la última, usted y yo estamos en el mismo barco. No se conforme. No tenga miedo. No se calle. No se calle usted nunca más. Actúe. Actuemos todos. Cuente conmigo. Yo cuento con usted.  


Es de bien nacidos, incluso de mal nacidos, ser agradecido

25 abril, 2010

 

Hemos observado en algún foro, de cuyo nombre queremos y no podemos acordarnos, algún comentario crítico con la última Oferta de Empleo Público para el Cuerpo de Inspectores de Educación. En concreto, con la reserva de 17 plazas (la cuarta parte, una vez excluida la reserva para discapacitados) para los probos directores cuya rectitud haya sido incuestionada por el laaaaargo lapso de doce años.

La rectitud (cualidad de recto) de los directores

Rectitud, o cualidad de recto

¡Pero, queridos míos! ¿a qué viene ese resquemor? No comprendemos que tal reserva cause espanto ni maravilla. En este país, en el que se le dan papeles a un inmigrante con un bonobús (o casi), en que te dan el graduado escolar tras un máximo de seis años de no hacer ni el huevo, en que se convocan oposiciones de la Srta. Pepis para hacer fijos a los interinos antes de tener que jubilarlos, ¿cómo no hacer inspectores a quienes, por doce años, han tenido la rara habilidad de cerrar el principio del canal alimenticio y abrir su final al mismo tiempo? ¡Qué menos! De hecho, prosiguiendo el argumento hasta su reducción al absurdo (o no), el PE aporta el candidato ideal a inspector de educación:

¿A que su inspector actual es aún más bizco?

¡Sí, señores! ¡El Cani Bizco! Les daremos argumentos de sobra para avalar nuestra modesta propuesta. El Cani Bizco (CB) conoce a la perfección el sistema educativo: Infantil, Primaria, ESO, PGS, PCPI, ESA, ESPA, FP, escuela-taller… en todas las etapas ha agotado las convocatorias y a sus profesores. Bueno, verdad es que el CB no ha pisado las aulas de Bachillerato, pero como ésa es una etapa en vías de extinción, podemos obviarla. Conoce de sobra la legislación, ¿cómo si no ha podido aprovecharse de todas las becas y ayudas ofertadas por la benemérita Junta? El CB es un experto en lidiar con la directiva de los institutos, especialmente con el Jefe de Estudios. Y lo sabe todo sobre actividades extraescolares y complementarias, ¡no en vano está siempre expulsado o de rabona, chorando en el Carrefour de La Palmilla! Para acabar la relación de méritos, nadie sabe más que el CB de infraestructuras y obras necesarias en el centro escolar. ¿Acaso no es él mismo quien lo ha destrozado? ¡El Cani Bizco, a inspector!

P.S. Ya saben que Finlandia ocupa siempre los primeros lugares en el informe PISA. ¿Qué hicieron a principios de los años 90? Eliminar la inspección. ¿Y, en dónde hemos encontrado la información…?


Un mundo feliz (I)

3 abril, 2010

 

Buceaba en la web de la Junta (buscando, he de reconocer, ocasión de medro) cuando me topé con esta noticia, o, más bien, proclama:

“La Consejería de Educación ha hecho entrega de nuevos aparatos de megafonía a 43 docentes de todos los niveles educativos en un acto presidido en la tarde de hoy por el delegado provincial de Educación, Antonio Escámez, y que ha tenido lugar en la sede del Instituto Andaluz del Deporte”. Estupefaciente.

Entrega de las prótesis de voz

Supongo que mi constante estupefacción se debe a una ingenuidad impermeable a los acontecimientos. Hubiera dicho yo que los problemas de salud han de tratarse con discreción, y que los actos públicos se reservan a celebraciones o conmemoraciones felices o solemnes. Como no me cabe la menor duda de que la Junta vela por nuestros intereses con celo insuperable, he de concluir que el acto tuvo el carácter de imposición de condecoraciones o medallas al mérito docente o al heroísmo de guerra. Sigo leyendo: “(…) se dotará a las asesorías médicas de un banco de material de megafonía inalámbrica para préstamo temporal al profesorado afectado”. Uno, que es chapado a la antigua, repara en el insólito pleonasmo (los préstamos son temporales por naturaleza; de lo contrario, son regalos), sin duda dirigido a los no avisados: no se recreen excesivamente con el aparatito, cúrense pronto, que hay que devolverlo. Ah, cómo nos conocen: tendentes al abandono, a la molicie, sin ese espíritu falangista, sin esa voluntad de resurgimiento que lleva al buen profesor a inmolarse en el puesto de trabajo. Imaginemos que el ejemplo cunde y es seguido por, no ya otras consejerías, sino ministerios: “Carme Chacón hace entrega en acto público, en régimen de préstamo temporal, de nuevos miembros protésicos a los últimos artificieros amputados”, “Pepiño Blanco hace entrega en acto público, en régimen de préstamo temporal, de sillas de ruedas a los últimos obreros accidentados en las obras del AVE”. Qué aroma a ceremonia norcoreana, tan caro a las huestes psociatas. Y, sin embargo, qué solución tan española: ante el exceso de ruido, subir el volumen.