Manual del perfecto resistente

Qué duda cabe de que la Consejería de Educación es una benéfica institución que vela por los intereses del Cuerpo (y del Espíritu) de Profesores de Enseñanza Secundaria. Sin embargo, al igual que las madres con síndrome de Münchhausen, la Junta puede, y perdonen el uso de lenguaje poético, jodernos vivos con su tóxico amor. Por eso es recomendable la lectura atenta del siguiente opúsculo:

Este libelito, cortesía de la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA), advierte de forma preclara algunas situaciones en las que nuestros superiores jerárquicos -sabedores de que demasiada información nubla las entendederas del lacayo y le inspiran una maléfica ansia de libertad- nos llevan, como se dice popularmente, al huerto y nos tratan, no ya como a infantes a los que se dirige sin consultar, sino como a reses estabuladas. Que es, por otro lado, lo que nos merecemos, dado el nulo orgullo que nos esforzamos en exhibir siempre que tenemos ocasión.

P. S. Acabo de reparar en que no les he revelado que, desde finales del curso pasado, soy asociado de APIA. Lo he hecho con el convencimiento de que equivocarse siempre es mejor que no hacer nada. Son libres de opinar lo que quieran, como siempre, y les agradecería que lo hicieran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: