Don de lenguas

30 abril, 2010

 

Leire Pajín, una mujer que todo varón normalmente constituido querría ver en Playboy… totalmente vestida (o, mejor, enmascarada), ha exhibido su poliglotismo en el Senado. No, queridos, el poliglotismo no es una tara genética. O, en este caso, puede que sí.

No, chico, no te apartes, que vas a salir de todas formas...

Qué, ¿apetece un Pajín?

No es la primera vez que la Sra. Pajín exhibe su don de lenguas en política. He aquí un poco conocido vídeo de su toma de posesión. Quizá no la reconozcan porque es de antes de alisarse el pelo. El derroche de lenguas autonómicas tiene lugar alrededor del minuto cuatro, quizá antes. Bravo, Leire.

P.S. Puede que Youtube les ponga algún problemilla para ver el vídeo incrustado en la Bitácora, pero declarándose adultos y responsables de sus actos lo superarán. Para Pajín, lo que se dice Pajín, sugiero ojear el minuto 1:52. Ups.


Es de bien nacidos, incluso de mal nacidos, ser agradecido

25 abril, 2010

 

Hemos observado en algún foro, de cuyo nombre queremos y no podemos acordarnos, algún comentario crítico con la última Oferta de Empleo Público para el Cuerpo de Inspectores de Educación. En concreto, con la reserva de 17 plazas (la cuarta parte, una vez excluida la reserva para discapacitados) para los probos directores cuya rectitud haya sido incuestionada por el laaaaargo lapso de doce años.

La rectitud (cualidad de recto) de los directores

Rectitud, o cualidad de recto

¡Pero, queridos míos! ¿a qué viene ese resquemor? No comprendemos que tal reserva cause espanto ni maravilla. En este país, en el que se le dan papeles a un inmigrante con un bonobús (o casi), en que te dan el graduado escolar tras un máximo de seis años de no hacer ni el huevo, en que se convocan oposiciones de la Srta. Pepis para hacer fijos a los interinos antes de tener que jubilarlos, ¿cómo no hacer inspectores a quienes, por doce años, han tenido la rara habilidad de cerrar el principio del canal alimenticio y abrir su final al mismo tiempo? ¡Qué menos! De hecho, prosiguiendo el argumento hasta su reducción al absurdo (o no), el PE aporta el candidato ideal a inspector de educación:

¿A que su inspector actual es aún más bizco?

¡Sí, señores! ¡El Cani Bizco! Les daremos argumentos de sobra para avalar nuestra modesta propuesta. El Cani Bizco (CB) conoce a la perfección el sistema educativo: Infantil, Primaria, ESO, PGS, PCPI, ESA, ESPA, FP, escuela-taller… en todas las etapas ha agotado las convocatorias y a sus profesores. Bueno, verdad es que el CB no ha pisado las aulas de Bachillerato, pero como ésa es una etapa en vías de extinción, podemos obviarla. Conoce de sobra la legislación, ¿cómo si no ha podido aprovecharse de todas las becas y ayudas ofertadas por la benemérita Junta? El CB es un experto en lidiar con la directiva de los institutos, especialmente con el Jefe de Estudios. Y lo sabe todo sobre actividades extraescolares y complementarias, ¡no en vano está siempre expulsado o de rabona, chorando en el Carrefour de La Palmilla! Para acabar la relación de méritos, nadie sabe más que el CB de infraestructuras y obras necesarias en el centro escolar. ¿Acaso no es él mismo quien lo ha destrozado? ¡El Cani Bizco, a inspector!

P.S. Ya saben que Finlandia ocupa siempre los primeros lugares en el informe PISA. ¿Qué hicieron a principios de los años 90? Eliminar la inspección. ¿Y, en dónde hemos encontrado la información…?


Por qué los profesores jamás ganaremos una huelga

24 abril, 2010

 

El PE charla con P. a la salida de las clases. P. es un atípico profesor de instituto. No dice lugares comunes. Lee. Es un Jeckyll & Hyde cultural que pasa sin rubor de cantar por los Chunguitos a los Kindertotenlieder de Mahler, en el mismo golpe de voz. Es capaz de escribir sin faltas de ortografía, de abrir signos de interrogación y exclamación. Además, P. tiene una vida laboral anterior a la enseñanza, con lo que no está aquejado de ese melancólico mal causado por respirar desde la infancia a la jubilación aire cargado de polvo de tiza. Esa pleuresía del docente.

Bien, como decíamos, PE y P. charlan sobre sendos vasos de cerveza, llevándose la contraria como de costumbre, sobre avatares de la profesión; en concreto, sobre las pequeñas miserias y cainismos que conforman, pincelada a pincelada, el maloliente fresco de la vida diaria escolar. Y P. asesta una de sus estocadas, lo que Larson llama un “classic conversation stopper”:

-En esta profesión uno no tiene compañeros; se tienen vecinos.


Alianza de Civilizaciones (II)

22 abril, 2010

 

No puedo extenderme sobre este asunto en estos momentos, pero no quería dejar pasar un día más sin mencionar la penúltima necedad de nuestro señor ministro. Con esa viscosa habilidad para nadar y guardar la ropa propia de su pasado vaticano (fue fraile antes que cocinero), afirma que, en el último caso de penetración islamista en centros de secundaria, hay que dejar que la chica musulmana acuda cubierta a clase, contraviniendo la normativa del centro, porque “El derecho a la educación está por encima de todo”. Prefiero pensar que es un cobarde que maquilla su cobardía de tolerancia a que realmente cree lo que dice y no ve más allá de sus generosas narices. Precisamente porque el derecho a la educación está por encima de todo no hay que permitir el velo islámico. Habrá, por supuesto, que explicar incansablemente el porqué (y no es fácil; porque hay cosas que cuesta decir y, sobre todo, oir). La empanada mental del Sr. Gabilondo (cualquiera de ellos, pero ahora me refiero a D. Ángel) es el paradigma de los ex-curas retroprogres que vienen desarbolando el sistema público de enseñanza desde hace decenios.

¿Por qué no ganaron los franceses la Guerra de Independencia? Lo que nos habríamos ahorrado…


Divide y vencerás

20 abril, 2010

 

Pasó el día 14. Pasó el aniversario de la II República y la convocatoria de huelga de FASE-CGT. Casi todos coincideremos en que la evacuación de aguas mayores y la ingestión de alimentos son actividades necesarias y respetables y, sin embargo, también estaremos de acuerdo en que no deben efectuarse al mismo tiempo. No es así para nuestros camaradas anarquistas, que mezclaron churras con merinas en sus reivindicaciones (no al ROC, estabilidad de los interinos, jubilación a los sesenta, celebración de la instauración de la II República…). En fin, quizás la huelga del día 14 haga tambalearse los cimientos de la monarquía parlamentaria; el PE augura a este paso, empero, más vida al ROC que a la borbónica dinastía. Supeditar la reivindicación laboral a la política devalúa la primera. Y pedir un poco de todo es pedir mucho de nada.  En el centro del PE nadie (salvo el PE) sabía de la convocatoria del día 14, lo que dice bien poco de su difusión, al menos, por los pagos por los que se mueve el PE. ¿Por qué el resto de las organizaciones docentes, si lo que querían era protestar contra el ROC, no se sumaron a la convocatoria de APIA (profesional, no política), y sí a la de FASE-CGT, con sus muchos puntos reivindicativos? Sólo se nos ocurren razones personales y, si hay más, rogamos nos iluminen. Y mientras tanto, asistimos al a-troll-pello de la gramática en diversos foros docentes por anónimos personajillos que, emboscados en sus apodos, se enzarzan en peleas de almohadas. Es curioso cómo el humanoide que cree salvaguardado su anonimato, bien tras el volante de su coche, bien tras el teclado de su ordenador, decreta suspendidas las más elementales normas de conducta.

Dos huelgas con distintas convocatorias en menos de una semana. En fin; creemos que fue Marx, enmendando la plana a Hegel, quien dijo que los hechos históricos acontecen como tragedia y reaparecen como farsa. ¿O habrá sido al revés?


El ordenador nuevo del emperador, o de la Escuela 2.0 como McGuffin (I)

11 abril, 2010

 

“Es frecuente oir que no hay edad demasiado temprana para introducir el ordenador en la vida de los niños, como una máquina universal del aprendizaje y del saber. Según se dice, los niños deberían ya desde pequeños criarse con el ordenador para poder incorporarlo como elemento natural en la vida cotidiana y, sobre todo, para aprender a sacarle provecho. ¿Es preciso que los bebés y niños de corta edad se familiaricen con el ordenador? ¿Es necesario introducirlo en las guarderías? ¿O bien sólo a partir de quinto o sexto de primaria, o incluso en la secundaria? (…) Durante los primeros tres años de vida, el niño aprende numerosas cosas muy básicas: (…)  la constancia de los objetos, la invariabilidad de determinadas magnitudes, las posibilidades de manipulación de objetos y de otras personas, la obtención de placer o descontento (…). La condición previa para que ello pueda ocurrir es la posibilidad de interaccionar con el mundo. En el fondo, es muy simple: sólo tocando el agua puedo aprender lo que significa que el agua moja. Si a la vez oigo un goteo, veo olas y reflejos, huelo tal vez el mar o la hierba a orillas de un lago, consigo una impresión general que me conduce a adquirir –junto con otras numerosas experiencias– una representación compleja y diferenciada del agua. Si el niño no tiene esta representación interna no podrá tampoco comprender las imágenes más coloreadas o los sonidos más intensos que salen del ordenador. La acción recíproca ya efectuada con la realidad es, por tanto, un requisito previo para manejar mínimamente la realidad virtual del ordenador. Según mi opinión, de todo ello se deduce algo muy claro: los ordenadores no tienen nada que hacer en las habitaciones de los niños, en las guarderías y en la etapa preescolar. Incluso en la etapa escolar, su uso debería valorarse de una forma mucho más crítica de lo que cabe deducir de la actual euforia (…).” [Las cursivas son del PE]

Aprendizaje: Neurociencia y la Escuela de la Vida (2005), Manfred Spitzer, Trad. Elena Torres.


Alianza de Civilizaciones (I)

3 abril, 2010

 

Enlace a elmundo.es con más información.